La verdad sobre los Testigos de Jehova y la Religion
EXTJ.ORG
La Sociedad Watchtower siempre ha mentido, quizás por diferentes razones a través de los años. Su mentira favorita siempre a sido decirle a sus seguidores que no morirán y que el fin del mundo esta cerca. Así en 1920 Rutherford viajaba todos los Estados Unidos prometiendo que Millones no morirían jamás.

Posicion en la foto Nombre y Apellido Fecha de Nacimiento y fallecimiento
1 Louise Stemen 1903 - 2002
2 Clarence Ulrich   1908 - 1989
3 Arthur Worsley   1907 - 1996
4 George Gangas   1896 - 1994
5 John Errichetti   1912 - 1997
6 Dickran Derderian   1892 - 1984
7 Ann Rose   1910 - 2000
8 Aquilla Zook   1898 - 1993
  9   Sophie Yuchniewicz   1906 - 2008
  10 Dr. Wills Stemen   1907 - 1987
  11 Bernice (bun) Henschel   1909 - 2001
  12 Mary Hannan   1898 - 1995
  13 Martin Poetzinger   1898 - 1988
  14 George Hannan   1899 - 1992
  15 Robert Hatzfeld   1903 - 2001
  16 Babette Herrlinger   1894 - 1995
No contentos con el ridiculo hecho por Rutherford mandaron a F.W. Franz a que le dijera al mundo entero que para 1975 si se acababa el mundo y el desprestigio fue peor

Como todo amenazaba a que los Testigos se les irían por miles después de 1975 cansados de tanta mentira, se jugaron la ultima carta, prometer públicamente en 1984 atraves de su revista oficial la Atalaya que la Generación de 1914 no moriría y se atrevieron a publicar las fotos de 16 testigos de Jehová envejecidos que supuestamente no morirían.
Ellos parece que no pensaron en que estos ancianitos tenían nombres y apellidos y se podría seguir sus vidas y saber que pasaría con ellos, pues bien aquí les traemos sus nombres y apellidos y las fechas en que todos murieron. Estos 16 testigos de Jehová son la prueba fehaciente de que el Cuerpo Gobernante no son el "Esclavo Fiel y Discreto" ellos no dan el alimento al tiempo apropiado porque su alimento es "veneno que mata" son unos mentirosos siempre lo han sido desde el primer día hasta el día de hoy.

 (Deuteronomio 18:21, 22) . . .Y en caso de que digas en tu corazón: “żCómo conoceremos la palabra que Jehová no ha hablado?”, cuando hable el profeta en nombre de Jehová y la palabra no suceda ni se realice, esa es la palabra que Jehová no ha hablado. Con presunción la habló el profeta. No debes atemorizarte de él’.