La verdad sobre los Testigos de Jehova y la Religion
EXTJ.ORG





EXTJ.COM
LA SOCIEDAD WATCH TOWER MUESTRA CON ORGULLO A SUS VICTIMAS (VEA NO SOLO LAS TRES FOTOS EN PRIMER PLANO, SINO LA PARED DE FOTOS DE NIÑOS SACRIFICADOS AL FONDO). ELLOS MURIERON POR CULPA DE LAS ENSEÑANZAS DEL CUERPO GOBERNANTE DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ. ¿QUIZÁS LA FOTO DE SU HIJO O HIJA SEA LA PRÓXIMA?, ¿LO PERMITIRÁ USTED?
 
Adrian Yeattes, 15 años
¡Despertad! 22 de mayo de 1994
Publicada por la Sociedad
Watchtower Bible and Tract
¿Su enfermedad? Sí. Comenzó en marzo de 1993,
cuando Adrian tenía 14 años. Le encontraron un tumor de
crecimiento rápido en el estómago. Los médicos querían
hacerle una biopsia, pero ante la posibilidad de que se
produjera una fuerte hemorragia, dijeron que quizás
tendrían que administrarle una transfusión de sangre.
Adrian dijo firmemente que no. Con lágrimas en los ojos,
explicó: "Si me pusieran sangre, no podría vivir". Tanto él
como su familia eran testigos de Jehová, que rechazan
las transfusiones de sangre por las razones bíblicas
expuestas en Levítico 17:10-12 y Hechos 15:28, 29. Para
entonces su estado de salud había empeorado y volvía a
estar ingresado en el hospital sin poder salir. Las
enfermeras fueron muy amables y dispusieron todo para
que pudiera utilizar una de las bañeras de acero
inoxidable de la sala de fisioterapia. Se bautizó el 12 de
septiembre, y al día siguiente, el 13 de septiembre,
falleció.
 
Lenae Martínez, 12 años
¡Despertad! 22 de mayo de 1994
Publicada por la Sociedad
Watchtower Bible and Tract
Lenae Martínez, una niña de 12 años. Tenía la esperanza
de vivir para siempre en una Tierra paradisíaca, una
esperanza basada en la enseñanza bíblica que le habían
dado sus padres, que son testigos de Jehová. ¿Acaso no
había leído en la Biblia que la Tierra subsistirá para
siempre, que fue creada para ser habitada por toda la
eternidad y que los mansos la heredarán
permanentemente? (Eclesiastés 1:4; Isaías 45:18; Mateo
5:5.)

Pero a Lenae la ingresaron en el Hospital Pediátrico
Valley, en Fresno (California, E.U.A.). Aunque la
internaron por causa de lo que parecía ser una infección
renal, las pruebas revelaron que tenía leucemia. Los
médicos que la trataban decidieron que había que
transfundirle plaquetas y un concentrado de glóbulos
rojos, y empezar un tratamiento de quimioterapia de
inmediato.

Lenae dijo que no quería sangre ni hemoderivados, pues
se le había enseñado que Dios lo prohíbe

Tras una larga y difícil noche, el 22 de septiembre de
1993 a las seis y media de la mañana, Lenae se durmió
en la muerte en los brazos de su madre.
 
Lisa Kosack, 12 años
¡Despertad! 22 de mayo de 1994
Publicada por la Sociedad
Watchtower Bible and Tract
La primera noche que Lisa pasó en el Hospital Pediátrico
de Toronto (Canadá) fue una terrible pesadilla. Ingresó a
las cuatro de la tarde y enseguida empezaron a hacerle
pruebas. No llegó a su habitación hasta las once y cuarto
de la noche. A medianoche... bueno, dejemos que Lisa
misma cuente lo que sucedió: "A medianoche entró una
enfermera y dijo: ‘Tengo que ponerte un poco de sangre’.
Yo exclamé: ‘¡No puedo aceptar sangre porque soy
testigo de Jehová! ¡Espero que esté informada! ¡Espero
que esté informada!’. ‘Sí, lo estoy’, dijo, e inmediatamente
me sacó el tubo intravenoso y lo conectó bruscamente al
gotero de la sangre. Me puse a llorar y a gritar sin
control". A la mañana siguiente el hospital solicitó una
orden judicial para administrar transfusiones. El juicio
duró cinco días, y fue presidido por el juez David R. Main.
Se celebró en una habitación del hospital, y Lisa estuvo
presente los cinco días. Lisa padecía leucemia mieloide
aguda, una enfermedad que suele ser mortal, aunque los
médicos atestiguaron que había un índice de curación del
30%. Prescribieron múltiples transfusiones de sangre y
quimioterapia intensiva, un tratamiento muy doloroso con
efectos secundarios debilitantes.

(AL QUINTO DIA EL JUEZ FALLO A FAVOR DE LISA)

Lisa y su familia abandonaron el hospital aquel mismo
día. Lisa efectivamente luchó contra su enfermedad con
dignidad y tranquilidad de ánimo. Murió tranquilamente en
su casa al lado de sus cariñosos padres. Con su muerte
se unió a otros muchos testigos de Jehová jóvenes que
pusieron a Dios en primer lugar.
 
Dan, 15 años
La Atalaya
1 de Febrero de 1996
Publicada por la Sociedad
Watchtower Bible and Tract
LOS PROCLAMADORES DEL
REINO INFORMAN
"Resplandecen como
iluminadores en el mundo"
... Otro caso fue el de Dan, un joven Testigo de 15
años que murió de leucemia. En esta ocasión, los
médicos respetaron su valerosa decisión de no recibir
sangre. El hecho suscitó una extensa campaña de la
prensa en contra de los doctores, a quienes achacó la
muerte de Dan. Muchos, sin embargo, no concordaron
con la denigrante propaganda. ...
El ministro de Salud también estuvo disconforme con el
ataque propagandístico contra los doctores que
atendieron a Dan. Declaró que habían cumplido con su
deber respetando la decisión madura y las creencias
bien fundamentadas de Dan.
¿Cuantos de estos asesinatos pesan sobre la conciencia del cuerpo gobernante?, ¿Cuantos mas son capaces de cometer? Esto recuerda a los adoradores de Baal que pasaban a sus hijos por el fuego. Como alguien es capaz de pensar que Jehováh un Dios de amor, exigiría semejante sacrificio de un padre. Jehováh no permitió que Abraham sacrificara a su hijo Isaac, sin embargo el cuerpo gobernante de los testigos de Jehová estimula y permite el sacrificio de estos niños inocentes, solo por su descabellada idea de que ellos son ungidos y el profeta de Dios sobre la Tierra con derecho a la vida y muertes de sus esclavos.

Estos niños han muerto porque el Cuerpo Gobernante de la Sociedad Watchtower ha decidido que aceptar una transfusión sanguínea, plasma, glóbulos rojos, glóbulos blancos, o plaquetas es un pecado mortal y los menores han sido adoctrinados a creer que la sangre no salva ninguna vida, más bien resultaría en una destrucción eterna de Jehová Dios en Har-Magedón.

Toda persona razonable entiende que es inaceptable el forzar un tratamiento que viola la conciencia de una persona. Con la mayoría de los testigos, sin embargo, la conciencia ni siquiera aparece en la escena. Simplemente responden a una situación basados en las reglas que la Sociedad ha fijado. Han sido aterrorizados con la idea de una muerte eterna si reciben una transfusión de sangre.

Como padres, ¿sacrificarían sus hijos por no aceptar un tratamiento que podría salvar la vida de ellos, únicamente por seguir una prohibición organizacional?

En el pasado hubo testigos de Jehová que terminaron como heridos y muertos por no aceptar vacunas, sueros sanguíneos, transplantes de órganos, o tratamientos para hemofílicos. Ellos mantuvieron esta postura mucho más por ser una política y prohibición organizacional que les fué forzada. Estas posturas han sido abandonadas por los líderes, y muy raramente, si acaso, vemos hermanos que rehúsen vacunas, transplantes de órganos o cualquiera de los componentes sanguíneos que aparece en la lista de aprobados por la Sociedad. Este simple hecho debería impulsar a cualquiera involucrado en estas situaciones a pausar y reflexionar seriamente sobre los verdaderos aspectos involucrados. ¿Es este realmente un asunto de conciencia, y si este es el caso, la conciencia de quién?

¿QUE DICE REALMENTE LA BIBLIA SOBRE LA CUESTION DE LA SANGRE?

Para empezar la Biblia no podría contener una prohibición sobre las transfusiones sanguíneas ya que estas no existían en tiempos bíblicos. La prohibición de las trasfusiones sanguíneas fue y es obra del cuerpo gobernante de los testigos de Jehová ¿Con que derecho han hecho esto? Ellos mismos reconocen no ser inspirados por Jehováh, entonces ¿quien los inspiro a tomar semejante decisión? Los testigos de Jehová están aceptando la decisión de hombres, en cuanto a si van a vivir o morir al enfrentarse a la cuestión de la sangre.

En la Biblia solo se encuentra la prohibición a comer sangre animal

Génesis 9:4 Solo carne con su alma -su sangre- no deben comer

Deuteronomio 12:16 Solo la sangre no deben comer ustedes. Debes derramarla sobre la tierra como agua.

Deuteronomio 12:23 Simplemente queda firmemente resuelto a no comer la sangre, porque la sangre es el alma y no debes comer el alma con la carne.

La Sociedad Watchtower a sacado la prohibición bíblica de no comer carne con sangre, de su contexto y ha extendido la prohibición a un tratamiento medico. Llegando al colmo del fanatismo al prohibir que una persona guarde su propia sangre para usarla en un caso de emergencia.

La misma prohibición bíblica de no comer carne con sangre le fue dada a los cristianos:

Hechos 15:29 que sigan absteniéndose de cosas sacrificadas a ídolos, y de sangre, y de cosas estranguladas, y de fornicación. Si se guardan cuidadosamente de estas cosas, prosperarán. ¡Buena salud a ustedes!".

La prohibición es no beber sangre sacada de un animal degollado, ni comer carne con su sangre en un animal estrangulado. Cualquier cosa que vaya mas allá de esa prohibición bíblica es una imposición humana.

Durante una transfusión sanguínea no se mata a nadie, por lo tanto no se ha perdido ningún alma, cuyo valor simbólico esta en la sangre. Nadie esta comiendo carne con su sangre de un alma muerta al aceptar una transfusión sanguínea. Las transfusiones sanguíneas no violan la Ley de biblica, por lo tanto el aceptarlas o no es una decisión personal de los creyentes.

La sociedad Watchtower es inmensamente hipócrita en su política en cuanto a las transfusiones de sangre. En estos momentos permite trasfundir casi todos los componente sanguíneos (que ella llama menores). Le preguntamos a la Watchtower, ¿de donde salieron esos componentes menores? La respuesta; de la sangre donada por otros humanos. ¿Pueden los testigos de Jehová donar sangre? No, la sociedad Watchtower lo prohíbe ¡que clase de hipocresía! se pueden beneficiar de las donaciones de sangre de otros "mundanos" pero ellos no pueden donar sangre. No se pueden transfundir la sangre entera, pero te la puedes poner por pedacitos. Se dan cuenta los testigos de Jehová de la doble cara de la Watchtower.

Esperamos que este articulo ayude a salvar vidas.Le enviamos nuestro mas sentido pésame para aquellos que sacrificaron a sus hijos por una doctrina falsa. ¿NO SEA USTED EL PROXIMO? NO ARRIESGE SU VIDA NI LA DE SU FAMILIA SOLO PARA COMPLACER A HOMBRES SIN ESCRUPULOS.

LOS TESTIGOS DE JEHOVA Y LA CUESTION DE LA SANGRE